Once mil vírgenes al rescate de un traidor

Post del 26/02/2012 por Jesús Ortiz
Lecturas 2545 - Comentarios 0
Agrega y comparte

¿Cómo se traduce al español «Heaven Schmeaven»? quiere saber E. E. King, autora de La guía de Dirk Quigby al más allá, que acabamos de publicar, y que titula así uno de sus capítulos. A uno se le pasa por la cabeza si puede ser familia de e. e. cummings o de B. B. King y tampoco se sabe bien si La guía… es una novela o una guía de viajes, pero estas dudas carecen de importancia en cuanto uno se ríe al leerla, cosa que ocurre muy, muy pronto. Nada menos que Ray Bradbury, que cumplirá cien años dentro de ocho, dice haberse divertido con ella.

 

 

 

 

E. E. King presenta a Dirk Quigby a Ray Bradbury

 

¿Cómo se traduce al español «Heaven Schmeaven»? A mí también me gustaría saberlo, y en medio de la frustración me apetece devolver la pregunta sin contestarla, por ejemplo así: ¿cómo se traduce al inglés «Tres veces te he araquerado y no camelas abillar»? Puede parecer sorprendente, pero es más fácil esta propuesta que la anterior: basta con entender algo de caló y entonces puede traducirse al castellano (Tres veces te he llamado y no quieres venir), y de ahí al inglés. En cambio, saber cómo hablan los judíos estadounidenses bastaría para explicar lo que significa «Heaven Schmeaven», pero no para traducirlo al inglés.

Los chistes lingüísticos, las referencias a situaciones muy concretas, se pierden, sencillamente, al trasladarlos, como esas cajas que desaparecen siempre al hacer una mudanza. Otras expresiones se refieren a personajes, dichos o situaciones muy conocidos en el país donde se escribió el libro y desconocidos aquí, y simplemente se omiten… o se lía uno a poner notas a pie de página, con lo que el libro de humor pierde buena parte de su frescura. Al traductor le queda el recurso de inventarse otros chistes, en otros momentos, que los sustituyan con mayor o menor fortuna.

Así hemos hecho con The Dirk Quigby's guide to the afterlife. Durante dos meses me rondó por la cabeza la cita que abre uno de los capítulos:
Adam blamed Eve, Eve blamed the serpent, and the serpent didn’t have a leg to stand on. —Anonymous

Sueltas la carcajada cuando lo lees, luego empiezas a sudar frío. Los chistes son lo contrario de los argumentos. Ningún chiste, por bueno que sea, resiste una explicación. Pero perderlo da mucha rabia. Dos meses de rabia silenciosa y una noche cenamos con unos amigos (queso divirín, merecería una entrada) y les cuento mi obsesión. Uno de ellos, el poeta Alberto Santamaría, rápido como siempre, me recuerda que Jardiel Poncela tiene una frase claramente emparentada en su Pero... ¿hubo alguna vez once mil vírgenes? Vuelvo a casa, busco el libro, copio el trozo y mando el pdf a imprenta corriendo, sin preguntarle a E. E. King no vaya a ser que no le haga gracia (yo creo que va a quedar fantástica citando a un autor español tan bueno del que en USA —siglas que significan «Un Sitio Americano», según el mismo don Enrique— no deben saber mucho). 

 

 

 

 

 

 

Enrique Jardiel Poncela (tomado de http://jardielponcela.blogspot.com/)

Este es un post cortito y ya van dos preguntas que no sé responder, cómo se traduce «Heaven Schmeaven» y si hubo alguna vez once mil vírgenes. Sí sé una cosa: que en medio de la incertidumbre hay que tomar decisiones. Y luego aguantar el tipo…
 

 

  • Autor  
    Email    


Tags
crónicas de bar dalai lama niño the forest people superación libros para niños la tecnología del orgasmo coetzee congo belga álbum ilustrado infantil historia de una granja africana e. e. king astrana marín skywalker calendario proteccionismo paternal donald maclean ilustración feminist fiction georges perec argumento daniel gil víctor infantes literatura infantil valor deseo chris haughton vibradores javier fernández rubio el tercer ojo pigmeos bambuti la chica recién desflorada calendario laico lector ebook historia de la tecnología josé maría lafuente casyc luis alberto salcines xavier bas rafael gutiérrez colomer mark twain pedro melenas uma thurman doris lessing pigmeos colin turnbull industria editorial los mil rostros del libro ray bradbury la reina de áfrica asturias piratería peter brook julio camba subvención edgar borges havelock ellis literatura y realidad música pigmeos oviedo carmen palomo libro digital patrick putnam xesús vázquez mel juffe bestseller libros de etiqueta henry rider haggard sinde edward gorey la guía de dirk quigby al más allá edgar poe discapacidad diferencias funcionales calendario revolucionario cambio de paradigma ficción feminista álvaro sobrino tuesday lobsang rampa prejuicios amazon jon klassen miedo diseño editorial budismo gelugpa miguel ángel pérez arteaga dalái lama struwwelpeter héroe de las mil caras calendario de la revolución francesa íñigo garcía ureta nono granero traducción #discapacidad alicia en el país de las maravillas schiffrin publidisa sri aurobindo la gente de la selva stonewall inn lagarto bosu transición antropología cuentos infantiles isaac cuende alex pentland olive schreiner descargas editoriales thubten norbu bibliotecas pena de muerte editores anatomía de la edición xavier bas disseny libros ilustrados para adultos go the f**k to sleep heaven schmeaven portadas margaret mead bedtime stories juan antonio gonzález fuentes guy burgess pero ¿hubo alguna vez once mil vírgenes? fernando millán mitologia anandamayi ma miedos rachel maines huckleberry finn bill clinton nadine gordimer eleanor marx pablo pardo libro más vendido librería jorge luis borges enrique meneses álbum ilustrado dovlatov adobe digital editions

En este sitio web utilizamos cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación aceptas nuestra política de cookies. Cerrar